La cocina, parte de nuestra vida

Repostería con niños

Repostería con niños

Tu hija de 7 años quiere hacer todo lo que tú haces y tu hijo mayor se cree ya todo un chef… ¡aunque solo tenga 10 años! Has planeado una jornada de repostería en familia para que los dos se diviertan. La idea es pasar un buen rato juntos y que aprendan los aspectos básicos de la cocina, por ejemplo cómo organizarse entre cacharros.

Baking with children

¡Haz de ellos unos auténticos chefs!

Cuando tus hijos y tú pasáis la tarde haciendo repostería juntos, reforzáis vuestra relación y ellos aprenden de forma divertida al tratar de imitar lo que hacen los mayores. Selecciona recetas sencillas de postres que les gusten (muffins, mousse de chocolate, magdalenas, tartas de manzana, etc.) y deja que escojan una. Imprime la receta o pon el libro de cocina a la vista de todos para que podáis repasar juntos todos los pasos.

La repostería debe ser una actividad de ocio para tus hijos, pero les sirve también para aprender técnicas básicas como batir con unas varillas o con una cuchara de madera, verter ingredientes poco a poco, pesar y medir cantidades, etc. No hace falta decir que debes retirar cualquier objeto peligroso (parrillas, cuchillos, bandejas) que acaben de salir del horno.

También puedes enseñarles a organizarse. Pídeles que te ayuden a tener la cocina ordenada y limpia. Deja que expresen toda su creatividad y que decoren todo lo que cocinéis.