Cocina y tendencias, Lácteos

leche de cabra

Leche de cabra: prueba un sabor diferente

Si consumes regularmente leche de vaca, las cualidades y el sabor de la leche de cabra pueden interesarte.

leche de cabra

La leche de cabra es un alimento de origen inmemorial, aunque en nuestros tiempos su consumo más popular es en forma de queso. Sin embargo, se trata de una leche que no tiene nada que envidiar a la de vaca. Es de digestión más fácil, por lo que se recomienda a personas con problemas hepáticos, biliares y pancreáticos. Además,  la leche de cabra es una gran fuente de calcio y vitamina D, una gran ayuda en prevención de la osteoporosis. Además contiene altos niveles de fósforo, vitamina A y B3.

Un mundo de alternativas

Junto a la leche de cabra no debemos olvidar la leche de oveja. Se parece mucho pero tiene un sabor más pronunciado y es perfecto para las personas intolerantes a la leche de vaca. Pero la verdadera ventaja de la leche de cabra son los minerales que contiene : calcio, zinc, vitamina fósforo… ¡Un cóctel muy bueno para la salud! Se aconseja beber leche de cabra como fuente de proteínas. Por eso los niños y las personas mayores pueden consumirla regularmente. Se puede consumir también como yogur, queso o postre.

Cooking tip: ¿la leche de cabra te resulta demasiado fuerte? Este gusto desaparecerá si hierves la leche o si la utilizas para hacer masa de pastel o de crepes, por ejemplo.