Consejos saludables, Consejos y trucos

Proteínas

Regla #7 para comer sano: Varía tus fuentes de proteínas

Tienes mucho donde elegir para conseguir la dosis diaria recomendada.

Se aconseja comer entre 100 y 150 gramos de proteínas cada día. Sin embargo, nadie te obliga comer carne roja en cada comida. Para que sean óptimas tus fuentes de proteínas, tienen que ser variadas: pescado, carne blanca, proteínas vegetales… Hay muchísimo para elegir.

Proteínas

Varia, descubre, disfruta

El placer debe ser un elemento imprescindible de tu alimentación: no te esfuerces en comer alimentos que no te gustan solo porque contengan proteínas. Hay muchas alternativas que te pueden permitir comer de manera sana y sabrosa. Cuando puedas, compra pescado una o dos veces cada semana (o más). Cocínalo en filetes sin materia grasa en tu sartén antiadherente, o bien hervido al vapor en tu olla a presión… Y ¿qué tal probar esta nueva receta de carpaccio de salmón con limón y eneldo? ¡Qué buena pinta!

Elige tu carne, blanca o roja, según tus gustos

Ambas te aportarán proteínas. Evita los platos demasiado abundantes así como la grasa del bistec o la piel del pollo. Elige los métodos de cocción como la plancha o la parrilla: son métodos sanos que permiten una gran cantidad de recetas. Además, no descuides las proteínas vegetales: el tofu, el seitan, el tempeh, los cereales, y aún las verduras como la col rizada son excelentes fuentes de proteínas que se pueden consumir en forma de ensalada o en platos calientes. ¡Explora tu creatividad!