Desde que tienes tu nueva plancha, es cosa de niños quitar las arrugas de los pantalones y planchar camisas. Sin embargo, algunas prendas te comen la moral: ¿cómo se plancha tu queridísima falda de tablas o el bordado de tu blusa favorita? ¡Sigue estos consejos y no te preocupes más!

Ironing tips How to iron pleated skirts and embroidery

Faldas de tablas, bordados… ¡puedes con todo!

Da igual qué prenda sea, siempre hay un truco para planchar bien y de forma fácil. ¡Hasta planchar una falda de tablas puede ser fácil aunque la plancha no sea lo tuyo! Coloca las tablas de la falda sobre la tabla de planchar; para asegurarte de que queden bien, sujétalas con una pinza en cada extremo. ¡Ya solo queda plancharlas!

Pasemos ahora a esa blusa con bordados que te espera pacientemente en un armario… ¡toda a arrugada! Para planchar los bordados, coloca una toalla (o un trapo de algún material bastante grueso) entre la blusa y la tabla de planchar, y plánchala del revés. De este modo, los bordados no quedarán aplastados cuando los planches.

 

Acabas de mudarte a tu nueva casa: aquí tienes algunos utensilios que usarás a diario

Te acabas de mudar o estás a punto de hacerlo. A veces cuesta saber qué utensilios serán útiles de verdad y cuáles acabarán en el fondo de algún cajón. Aquí tienes algunos consejos.

Your survival kit

¡La cocina es el corazón de cualquier hogar!

Cuando te independizas por primera vez, no es fácil saber qué vas a necesitar y qué no, sobre todo en la cocina. Si hablamos de lo básico, invierte en sartenes y cacerolas de varios tamaños. Sin duda vas a necesitar un hervidor de agua o una cafetera (¡o las dos!), así como una tostasdora. No te olvides de los pequeños utensilios que te harán la vida más fácil: un colador, una espátula, un sacacorchos, un pelapatatas, etc. Si tienes horno, necesitarás vajilla que soporte el calor y moldes o bandejas de pastelería si lo tuyo es la repostería.

Una plancha, una báscula de baño… ¡los detalles importantes de tu nueva casa!

Algunas cosas no son vitales, pero son muy útiles cuando te acabas de independizar. Seguramente te venga bien una báscula de baño o una plancha (o bien un centro de planchado si tienes mucha ropa que planchar). Si te gusta invitar a tus amigos a casa, ¿por qué no hacerte con una raclette o una raclette o una Crep’Party para amenizar las cenas?

Tienes el archivo aquí.

 

Vas a compartir piso con tus amigas, ¡qué bien! Antes de instalaros, pensad en lo que vais a necesitar. Aquí tenéis unas pistas:

Algunas ideas para compartir piso con éxito

Seguro que hay una cosa en la que estaréis de acuerdo todas las compañeras de piso: vais a necesitar un hervidor de agua, una cafetera y una tostadora para empezar el día con buen pie. También necesitaréis sartenes de varios tamaños, cacerolas, ollas, tapas, jarras, cazos y pequeños utensilios vitales como un pelapatatas, cucharas de servir, un colador o unas varillas para batir. Elige artículos prácticos y adaptables como la freidora ActiFry 2 in 1

que todo el mundo podrá usar para cocinar una gran variedad de platos, o bien una olla al vapor para cocinar platos saludables y sabrosos.

¡Compartir piso no significa que tengas que comer mal! Si soléis invitar a vuestros amigos a comer en casa, ¿por qué no comprar una raclette o un wok? Marcaos propósitos saludables y disfrutad de compartir piso. Por ejemplo, con una licuadora podréis preparar unos batidos increíbles. ¡A tus compañeras les van a encantar!

No os olvidéis de comprar una  plancha, os va a resultar útil a todos. Hay varios modelos diferentes. ¡Elegid una plancha de buena calidad y fácil de usar para que las « menos domésticas » puedan pillarle el truco!

Tienes el archivo aquí.

 

1 2