postre

Solo tienes que untar un dedo en un vasito de yogurt con una pizca de mermelada para teletransportarte a la infancia. Aunque en tu casa no se hiciera yogur casero ni mermelada de fresa, te va a encantar la mezcla.  Solo necesitas una yogurtera y un poco de imaginación. …